lunes, 2 de noviembre de 2009

Art Edificó






Ficha de edificio:
Arquitecto:
Locación: Sánchez de Loria 285.

La derecha al Art Decó y la siniestra a lo clásico

Explico qué me parece: la izquierda es netamente un Art Decó, con su típico garage con ventanita arriba, mucho detalle cubista y cuadrado, rectificación de las curvas y búsqueda de esa tendencia. El resto de la casa es comandado por el detalle curvo, el arco de medio punto mezclados con las puertas de arco recto... lindo...





Ficha de edificio
Arquitecto: P. Pujadas ingeniero civil
Locación: Sánchez de Loria 248 - 250 - 252

La geometría de un frontis en altorelieve

De hacerle un mantenimiento ni hablar no?! Cosa e mandinga!




Ficha de edificio:

Locación: Sánchez de Loria 550

Lo que del edificio hacia el barrio

Interesante el por qué de esa piedra en el edificio del Ejército de Salvación, y su piedra angular.











No lo molestemos... creo que está rezando...

Disculpe señor... ¿no me dice la hora?
Opción B: No!!! no se mate!!! aun quedan cosas lindas en este mundo!!! comoooo ehm, estehm... me deja un lugarcito?!

Otro ángulo de María Auxiliadora

Allá al fondo, como una aguja pinchando el cielo de la ciudad se nos presenta tímida la cúpula de María Auxiliadora...



Edificio del ejército de... Ricardo Corazón de León!

Si esperábamos ver algo medievalista en Buenos Aires, este es un hermoso ejemplo de ello. El edificio que forma parte del Ejército de Salvación, edificio bastante conservado, cuidado y creo que poco visto, pero bastante impactante.





















Ficha de edificio:

Arquitecto: G. Mengarelli y Cía constructores - W. D. Campbell arquitecto.

Locación: Hipólito Yrigoyen 3283, esquinas Sánchez de Loria y Esparza.

Una mera excusa y la vuelta al blog

Desde el 24 de septiembre (y septiembre se va a escribir siempre con “p” entre la “e” y la “t”) que no publico nada de nada de arquitectura. Pasó tiempo, pensé que había sido menos. Así se nos pasa también de a tirones la vida, sin darnos cuenta, casi distraídos con nuestras obligaciones. ¿Me colgué acaso que dejé las publicaciones olvidadas, las fotos de lado y los comentarios sin voz? Un poco si, y otro poco no. El que sí, no ha de tener mayor aclaración, pero el que no… ah, el que no… El que no vino a representar mi ausencia de ideas, no de ganas de salir a fotografiar, sino de cómo hacerlo. Me aburrí del estilo de fotos que estaba sacando y me pareció un tanto atinado dejar macerar las ya sacadas: las subidas allí representando a la ciudad y mi forma de verla, y a las que no subí las estaba dejando juntar tierrita y telaraña para ver si al pasarle el plumero con el correr de los días podía encararlas distinto. Creo que pude.
Reinventar el modo de capturar la ciudad es algo en lo que me preocupo y que creo vital. Fuaaaa, ¡ya hablo como si fuera un artista y todo! No, es sólo una manera de excusarme por haber dejado de subir entradas. Como en todo lo que encaro, de entrada me embalo y después, cuando freno por algo, termino abandonando la actividad. Éste parate fue sólo eso, un receso de continuidad, un descanso en la escalerita que emprendí hace unas semanas y de la que no veo más que el siguiente escalón. Más allá de esta ventanita de sinceridad, la idea era esa, poder trabajar desde otro ángulo lo mismo que vemos desde el Bondi, el auto, un taxi, caminando, o que no vemos. Quería hacer de la manera en que angulaba algo distinto. Aun quiero, recién empezaré a experimentar. Vayan diciéndome ¿qué les parece? Se las dejo picando…
Gracias y suerte.